Las Princesas de la Noche – Interes por lo Desconocido

| Jul 10, 2017

El enemigo más potente de la sexualidad son los prejuicios y las normas que nos impone la sociedad, que etiqueta las preferencias sexuales y establece dos tipos de género teniendo como referencia a la ‘naturaleza’ de nuestros cuerpos. Crecimos con un estereotipo de familia: padre (hombre), madre (mujer) e hijos. Formar una familia bajo los factores naturales y con dos tipos de géneros: macho y hembra. Sin embargo, ya no hay verdades absolutas en el sexo y en el amor, cada uno elige qué quiere, qué desea y qué hace y por eso existen sexos y sexualidades.

Por ejemplo, una travesti, al igual que un transexual, no es un varón homosexual que se viste de mujer. Es una mujer trans (se siente mujer pero no niega su origen del sexo opuesto). En el primer caso (la travesti), mantiene sus genitales y no se acompleja por tenerlos; y en el segundo caso (la transexual) necesita operarse para readecuar su cuerpo físico a la experiencia subjetiva de sentirse mujer.

Aclarando estas diferencias entre sexo, género y deseo, el abanico de posibilidades se abre, de tal manera que una mujer trans puede tener deseos de estar con un hombre o una mujer; o un hombre heterosexual podría verse deseando a una mujer (biológica y psicológicamente constituida) o a una mujer trans (travesti o transexual).

Se cree que un hombre que busca travestis o transexuales es un homosexual encubierto. No es así. Es un varón (identidad de género: se siente masculino), es heterosexual (desea estar con una mujer . . . Pero trans). A estos hombres heterosexuales les atrae el cuerpo femenino, se sienten fascinados por sus curvas, la sensualidad, y hasta la libertad para el juego erótico. Hay algunos que son tan exquisitos que rechazan cualquier gesto viril que se cuele o el timbre de voz levemente grave. Puede parecer una paradoja, pero por un lado rechazan signos de virilidad en la figura y en el comportamiento, pero la presencia de los genitales masculinos los atrae.

Un hombre heterosexual que desea a una mujer trans vive preso de la normatividad social, que no le permiten una expresión autentica de lo que siente.Tiene que cumplir con las reglas impuestas para un hombre biológico, que se siente hombre psicológicamente, pero que desea igual o más a una mujer transgénero que a una mujer biológicamente y psicológicamente configurada.Un hombre heterosexual que desea a una mujer trans vive preso de la normatividad social (bajo el amparo de las creencias religiosas), que no le permiten una expresión auténtica de lo que siente.

Pero en esas noches de exceso; alcohol, drogas y descontrol a los chicos no les importa nada. Están tan desinhibidos que ni si quiera se cuidan. Pero saben muy bien con quien se están acostando y lo eligen. La base del comportamiento sexual humano, los instintos, aunque su forma y expresión dependen de la cultura y de elecciones personales; esto da lugar a una gama muy compleja de comportamientos sexuales.

Creo que somos la combinacion perfecta para ellos. Fuimos hombres y conocemos cada cosa que les causa placer, pero en un cuerpo de mujer.

To translate Katherine’s post into English go to the Google Translate website, copy her Spanish text and paste it into the Translate window. To comment on this post login to TGF here and use the comment area below.

Tags: , ,

Category: Body & Soul

About kathdiaz2005: Hi, I am Katherine. I have been Crossdresser for several time , i think crossdress as a form of artistic expression, much more than just wear women clothes. It is the express, explore your feminine side in various fields as well as personal, social or labor. This led me to be part of several performance and participate in some events in my country. https://katherinediazsite.wordpress.com/

Comments are closed.